sábado, 21 de mayo de 2011

Una patina fácil y rápida

¡Hola, bienvenidas!

¡Me pone muy contenta que me visiten!
¡Y mucho más, si dejan un comentario diciéndome
que les gustó o no!

¡Ahora vayamos a esta nota, que pretende darle una mano a
mi amiga Fabiana, que está redecorando su casa de a poco!

¡Fabi querida, va a haber más en el próximo post!

A Fabi le gustaría renovar sus muebles pintándolos, 
pero como decoradora de alma, quisiera mostrarle y a ustedes también,
que no es tan dificil patinar un mueble y quedan mucho más lindos.

Patinar un mueble resalta sus molduras, este es el ejemplo que
les muestro hoy.
Quiero aclarar que también se patina un mueble sin molduras 
y quedan preciosos.

No lo digo porque sí, he tenido bastante experiencia, el escritorio, 
la biblioteca, la mesa de luz del dormitorio de mi hija, estuvieron patinados
en verdes, rosas, celestes mezclados, durante su infancia.
Y varias otras cosas del mobiliario común también.

¡Ya podemos ver el modelo y las instrucciones!


La revista dónde recordé que estaba este sillón, me la prestó 
Mónica, una amiga de hace muchos años.
¡Qué vergüenza todavía no se la devolví!

Esto es lo que vamos a usar


Con la lija n° 120, vamos a limpiar la superficie del mueble, 
para retirar la grasita de los productos con los que los limpiamos.  
¡A penitas, no se entusiasmen! 



Pintemos la superficie con el pincel n°12.
El color es "crudo", podría ser igual un blanco sucio.
 Hay que dar 2 manos y
dejar secar muy bien (24 hs. ideal)


Con el mismo pincel (limpito) apliquen el acrílico del color que gusten,
en este caso "celeste country".
A Fabi, le sugiero un tono de marrón parecido al roble claro.


No dejen secar el acrílico, hay que ir pintando según vayan las vetas
de la madera y pasando sobre la pintura una muñeca de algodón,
sin ejercer mucha  presión.

En realidad, yo pinto con el acrílico como viene, 
pero se puede diluir un poquitito con agua,
cargo el pincel, lo descargo en papel de cocina, 
paso por la madera suavemente
y uso un trapo limpio y seco acariciando sin mucha presión.
Es preferible pasar de a poco, para no cargar mucha pintura.
Si te gusta más cargado lo vuelven a pasar y así
sucesivamente hasta llegar al que te gusta.


Aquí termino con el acabado, no me gusta pasar el cepillo porque
creo que lastimo la madera y no solo la pintura.

Pero hay que ser honesto por eso les cuento que sigue
pasar el cepillo de alambre según el sentido de las vetas.


Se pasa suavesito, como si lo acariciaran (¡Por favor!)
De arriba hacia abajo o de izquierda a derecha 
(¡ojo! de una u otra manera siempre)
¡En este punto debe aparecer el color crema!
Pasen tantas veces como quieran que se vea el color de abajo.


Por último 3 o 4 manos de barniz diluido en aguarrás,
con un pincel suave (puede ser el mismo)
Barniceta: 3 partes de barniz sintético satinado y 1 parte de aguarrás.


Si la madera tiene relieve, pasen un cepillo pequeño 
y con más suavidad todavía.
Yo solo pasaría el trapo de la misma manera que en el resto del mueble,
limpiaría el dibujo para que el relieve se marcase solo un poquito.


Practiquen 1° sobre una madera aparte, prueben de las dos formas
y fíjense cual les gusta más.

Como notaron ya, tengo mis propios pasos.
Es mi propia experiencia, cuando le toman la mano, y no hace falta muchas veces, sale solo y en mucho menos tiempo.
Así se evita lastimar la madera y que en esos rayones 
se acumule la tierrita. O sea hasta más rápido para limpiar.

Espero que esté clara la explicación, 
si tienen alguna duda ya saben dónde me encuentran.

En el próximo post les mostraré algunos ejemplos en otros colores.
Éste es el tutorial más completo y más claro que tengo.
Busqué otros y hay, pero no tienen tantas fotos de muestra
y son bastante más complicados, sin contar que no explican todo el proceso.

Las espero después...

Gracias por la visita y besos para todas...




Cualquier duda pueden dejar un comentario o por mail a
***monicadisenios@gmail.com***

Fuente
Revista Pátinas - Los cursos de PLENA - Editorial Atlántida 80


3 comentarios:

Karina dijo...

Me encanta renovar los muebles y realmente tengo ganas de hacerlo,quizas comienze con el mueble de la maquina de coser. Gracias por compartir tu experiencia.
Besos

Cris dijo...

Te quedó bárbara ! me encantan los azules , soy tan ansiosa que el tiempo de lijado , me joroba, pero las pátinas son lo más.
Saludito
Cris//mujeresdesincuentay

Monica 53 dijo...

¡Cris la lija es solo una pasada para sacar la suciedad del tiempo y que agarre mejor la pintura! Esta no fue la que hice yo, no tengo fotos de nada, nunca me imaginé que iba a armar esto, sino les hubiera sacado! Pero por la nota de esa revista me guíe y para serte sincera me salté pasos porque soy muy ansiosa y quedó bien y duraron mucho, también!
Karina, empezá por donde quieras pero hacelo, cuanto más hagas mejor te va a salir! Y cuando tu marido vea el 1° mueble se va a entusiasmar él también!
Besitos...